LOS 4 JINETES DE APOCALIPSIS

LOS 4 JINETES DE APOCALIPSIS

JESUS VIENE PRONTO

EL EVANGELIO DEL REINO. MATEO 24-14

LAS IGLESIAS EN CASA

EL JINETE DEL CABALLO BLANCO




 EL JINETE DEL CABALLO BLANCO






Los caballos en la Biblia han sido símbolo de belleza, fuerza, velocidad, guerra y poder de conquista, utilizados por los Reyes en sus batallas, por defender sus Reinos, o por conquistar nuevos Reinos; Job 39:19-25. Estos hermosos corceles fueron cabalgados por Reyes buenos y también por Reyes malos. Esto, simbólicamente lo vemos en el libro del Apocalipsis Capitulo 19-11 y Capitulo 6-2. Todos los hermanos y hermanas, a los que el Señor nos ha llevado por medio del Espíritu a escudriñar, meditar y contemplar, el libro del Apocalipsis, sabemos que el jinete del Caballo Blanco del Apocalipsis 19-11, es el Señor Jesús el Cristo, Rey de Reyes y Señor de Señores. El verbo de Dios. Y no nos queda duda alguna que el jinete del caballo blanco del Apocalipsis 6:2 es el Anticristo, la Bestia, que se disfrazara de Mesías (Falso, de carne y hueso) para engañar a la humanidad y Gobernarla, conquistando al mundo de una manera pacífica y diplomática, en los primeros tres años y medios, de su carrera.

El surgimiento del Anticristo es una de las señales contundentes que nos indica que estamos en los tiempos finales, porque el único que podrá destruirlo es el Señor Jesús el Cristo con su regreso a la tierra, ya no como hombre sino como un ser inmortal, que vendrá sobre las nubes, rodeado de su Ejercito Celestial; 2 Tesalonicenses 2:8-12.  Pero también tenemos que comprender que a través de la historia Bíblica han surgido muchos Anticristos, 1 de Juan 2:18; el engaño ha existido desde el principio, porque muchos engañadores han salido por el mundo, 2 de Juan 7.

La primera figura del Anticristo en la Biblia es Nimrod, quien llego a ser el primer poderoso de la tierra, y lleno de soberbia y ansias de poder, trato de construir la torre de Babel, el era un vigoroso cazador; Génesis 10:8-9; 11:4; el Anticristo será un poderoso cazador de almas de hombres. Oremos, meditemos y contemplemos, estas palabras en la Biblia, para que sea la Unción del Espíritu Santo quien nos ilumine y enseñe todo lo que está escrito en el Apocalipsis Capitulo 19:11-21 y 6:2. Es Jesús el único fiel y verdadero, todo lo demás es un engaño, una terrible mezcla de lo vil con lo sagrado. Aquí lo vemos como un Guerrero Divino, que combate y juzga con la justicia divina, Ap: 19:11. Sus ojos como llama de fuego, su mirada es penetrante, profunda, destruye la maldad. En su cabeza muchas diademas, como signo de su dominio universal, el es: EL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

El Cristo inmortal como lo representa el capitulo 1:13-16. Su nombre que nadie conoce sino El y los elegidos que somos uno con El, es: EL VERBO DE DIOS. Su ropa teñida de sangre nos recuerda la redención, El es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. El es el que fue inmolado por nosotros, y con su preciosísima sangre nos redimió para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación y nos ha hecho para nuestro Dios Reyes y Sacerdotes, y Reinaremos con El sobre la tierra. El es el revelador de la palabra de Dios, en su carácter eterno, lo que era antes de la creación, ahora lo muestra en juicio.

Viene con las nubes, cabalgando con su Ejercito Celestial, con nosotros, también cabalgando en caballos blancos, sus verdaderos Vencedores, que hemos nacido de nuevo, arrepentidos de nuestros pecados, El nos lavo con su sangre preciosísima, por eso estamos vestidos con vestiduras blancas, de lino finísimo y limpio.

Somos sus elegidos, escogidos, llamados y fieles, sus santos por eso tenemos esa acción en común con El, Ap 2:26-27. Como Guerrero, de su boca sale una espada aguda y con ella hiere a las naciones y las gobernara con vara de hierro, destruirá el pecado con furor, y en esa época Gloriosa, pero terrible y estremecedora, se manifestara la ira del Dios Todopoderoso, y El, vencerá al inicuo, cuyo advenimiento es por obra de Satanás, el hombre de pecado, el hijo de perdición, (El último de los Anticristos) a quien el Señor matara con el Espíritu de su boca y destruirá con el resplandor de su venida, 2 Ts 2:8. El es el Rey. Y GOBERNARA EN UN REINO ETERNO DE VERDADERO AMOR, JUSTICIA Y PAZ. “Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre.” Is 32:17.

La verdadera Paz que tanto anhela la humanidad, solo la podrá establecer Jesús el Cristo con su regreso a la tierra, que es inminente. La paz por la que trabajan los hombres, que muy pronto vendrá, es una falsa paz, que establecerá el Anticristo, por un corto periodo de tiempo, en su terrible, reinado que está muy próximo. Preparémonos en santidad, para la batalla final, nos dirigimos hacia el Armagedon, que no nos quede la menor duda que todas las profecías de la Biblia para los tiempos finales, se están cumpliendo, los hechos no lo están demostrando cada día. La iglesia verdadera, la Iglesia que fundó Jesús el Cristo, la Iglesia de Dios, su Iglesia Gloriosa, Efesios 5:27, llena del Espíritu Santo, combatirá ardientemente por la Fe y la Verdad, anunciando el Glorioso Evangelio del Reino, Mateo 24:14. Que tiene dos aspectos principales, el primero, el Reno de Dios, Jesucristo, se está formando dentro de cada uno de nosotros, y por eso debemos morir a nuestro Yo, nosotros desaparecer, para que el Señor se manifieste en cada uno de nosotros y así andar en la santidad del Espíritu; y el segundo aspecto es que el Señor viene con las nubes a Reinar y a Juzgar aquí en la tierra, viene a acabar con la maldad de este mundo en tinieblas y lo juzgara con vara de hierro, Ap: 12-5; Ap: 19-15; rodeado de su Ejercito celestial, nosotros, sus verdaderos Testigos, sus verdaderos Vencedores, El destruirá al príncipe de este mundo. Y entonces vendrá la anhelada Paz; “Enjuagara Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá mas llanto ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.” Apocalipsis 21:4; Isaías 25:8.



Que el Señor fortalezca día a día mas nuestra Fe, si, El es la roca de nuestra Fe. Que belleza, glorioso, en su vestidura y en su muslo tiene escrito un nombre: “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. A Él sea toda la gloria por los siglos de los siglos. Y Juan entonces ve a la Bestia, a los Reyes de la tierra y a sus Ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su Ejército. Aquí vemos con la claridad del Espíritu la batalla del Armagedon, Ap 16:14-16. ¡Aleluya¡ Jesús el Cristo, Glorificado es el gran Vencedor. Entonces viene el desenlace final de esta Batalla de proporciones Divinas y eternas. “La Bestia fue apresada y con ella el falso Profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la Bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que sale de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”, Ap 19:20-21.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              
Todos absolutamente, todos concordamos que el jinete que cabalga el Caballo Blanco en Apocalipsis 19:11 es el Señor Jesús el Cristo, el Verbo de Dios. Y a nosotros, no nos queda ninguna duda que el jinete que cabalga el caballo blanco del Apocalipsis 6:2, es el Anticristo. Ahora, sabemos que hay tres escuelas principales sobre la interpretación de Apocalipsis 6:2, que han surgido durante estos 2.000 años de seudo-cristianismo, pero estamos viviendo los tiempos finales y no es hora de seguir escuelas de hombres, porque todos los hombres fallamos y nos equivocamos, si, todos nos equivocamos, por eso es el tiempo de seguir el Testimonio de Jesús, que es el Espíritu de la Profecía, Ap 19:10, la Sabiduría de lo alto, la Revelación Divina, la verdad es absoluta y solo Dios la tiene. Por eso es primordial buscar la Revelación de Dios, los hombres todos absolutamente todos nos equivocamos; el único y verdadero Maestro de las Sagradas Escrituras es el Espíritu, miremos lo que nos enseña la Biblia: “Pero la Unción que vosotros recibisteis de Él, permanece en vosotros, y no tenéis necesidad que nadie os enseñe; así como la Unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en EL”; 1 Juan 2:27. Desafortunadamente esto no lo han creído los Teólogos y Eruditos en 2.000 años de Seudocristianismo.

Hermanos y compañeros de Milicia oremos para que el Señor nos ilumine y nos siga revelando quien es ese extraño caballo blanco del Apocalipsis 6:2. Sigamos la Visión de Dios y no la visión de los hombres, que es la que ha causado el caos que existe hoy en día en las Denominaciones, fundadas por los hombres, lo mas tremendo es que inclusive entre nosotros mismos, que tenemos parte de la visión, también hay división, es triste decirlo, pero es la verdad, esta división que es causada por la soberbia del conocimiento, y el terrible deseo de liderazgo, que hay en nosotros, aunque hacemos todo lo posible por ocultarlo, por eso lo más importante es morir a nuestro Yo, que sin duda alguna es terrible, sinceramente esa actitud no proviene de Dios, nosotros tenemos que desaparecer para que Jesús el Cristo se manifieste en nosotros: “¡Donde está el sabio? ¡Donde está el escriba? ¡Donde está el disputador de este siglo? ¡No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 1Co 1:20.

El Apóstol Pablo escribió “El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Y si alguno se imagina que sabe algo, aun no sabe nada como debe saberlo” 1Co 8:1-3. Oremos sin cesar por la unidad de la Iglesia. La soberbia del conocimiento es Satánica, no proviene del Señor. Y esa soberbia del conocimiento es la que ha dividido la Iglesia. Que el Señor nos santifique con su presencia y destruya nuestro Yo, que es terrible y así podamos andar en la santidad del Espíritu Santo y recibir la Revelación de lo Alto, Sabiduría Revelada, entonces nos levantaremos como un solo hombre, el Hijo Varón manifestándose con poder en su verdadera Iglesia, sus verdaderos testigos; el Glorioso Ejercito de Dios; entonces Dios hablara a través de nosotros, seremos Iluminados, y El, se manifestara con poder el mismo poder que se manifestó en Elías y Moisés.

La primera escuela ha enseñado durante siglos que ese jinete del caballo blanco en Ap: 6-2 es la predicación del Evangelio, durante las diferentes Dispensaciones a través de los tiempos. Y que el Jinete es un Ángel predicando el Evangelio de Jesucristo que fue el que fundó la Iglesia. Las segunda escuela y es la que tiene más fuerza dice, que ese caballo blanco en Ap: 6-2 es Jesucristo, se confunden y se equivocan al interpretar con la razón humana, el siguiente versículo “Y mire y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”, Ap 6:2. No han entendido que según el plan de Dios, al Anticristo “Se le permitirá hacer guerra contra los santos y vencerlos. También se le dará autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación” Apocalipsis 13:7; 12:17; 6:11; El Anticristo de acuerdo al Plan de Dios, se le permitirá reinar, gobernar y dominar el mundo por un corto periodo de tiempo; Apocalipsis; 17:16:17

La tercera escuela, que es la escuela del Espíritu, a la que nosotros pertenecemos, comprendemos con claridad que quien nos enseña es la Unción del Espíritu y ya no necesitamos que ningún hombre, o Doctrina de hombres nos enseñe, pero tenemos que permanecer en El y andar en Santidad 1 de Juan 2:27; Juan 14:26; Juan 16:13; y bajo esa Visión Revelada, proclamamos con fuerza y luz Divina, que el caballo blanco del Apocalipsis 6:2, es el Anticristo y que ya está actuando en el mundo, aunque todavía no se ha manifestado, está oculto. El espíritu del Anticristo, o espíritu inmundo, que no es otra cosa que el espíritu de Satanás, ha estado actuando desde el Génesis. Jesús dijo “Porque viene el príncipe de este mundo, y el nada tiene en mi” Juan 14:30; Lucas 4: 6.7; Juan 12-31; 2 Co 4:4; Ef: 2:2; 6:12. Y hay muchas otras citas más que demuestran con claridad, que el dios de este mundo es Satanás, entendamos que Dios en su Divina Providencia se lo ha permitido.
Es de suma importancia, con la ayuda de Dios, he iluminados por el Espíritu Santo, desenmascarar a este individuo, para poder combatirlo, ya que es una de las señales contundentes que necesita la Iglesia de Dios, para saber con certeza absoluta que el regreso de Jesús el Cristo a la tierra esta próximo, que es inminente, el único que podrá destruir al Anticristo es el Señor Jesús el Cristo con su regreso a la tierra; 2 Ts 2:8-9.

Hacemos un llamado con la fuerza del Espíritu, a todos los verdaderos hijos de Dios, a una gran cruzada de oración profunda en toda Colombia y el mundo entero. Para que sea el Espíritu Santo quien nos ilumine y nos guié por el Camino de la verdad, el Camino es Jesús el Cristo, nuestro amado Maestro. Si oremos para que el Señor levante esa compañía de Vencedores, Guerreros de Dios; (El Hijo Varon) y nos de la fuerza y el valor de enfrentarnos a la Serpiente antigua, el Leviatán, el Dragón, la Bestia y su Falso Profeta, que están todos muy bien disfrazados, camuflados y ocultos en organizaciones secretas, clandestinas y siniestras y se están preparando para establecer el Nuevo Orden Mundial.

Esto solo lo lograremos con la ayuda de Dios, vuelvo a repetir, para eso tenemos que morir a nuestro Yo, que es terrible, y nosotros desaparecer, para que el Señor Jesús se manifieste en su única y verdadera Iglesia, su cuerpo, El está vivo, y mora en cada uno de sus verdaderos hijos; Ro 8:19. La Iglesia verdadera es Jesucristo, está viva y en movimiento, por eso es absurdo ponerle límites geográficos a la verdadera Iglesia de Dios, pero los lideres en su afán de gobernarla, controlarla y dirigirla, se inventaron el esquema de la Iglesia local, que es un error que ha traído nefastas consecuencias y uno de los resultados obvios es la división que estamos viviendo hoy en día y no hablo de las Denominaciones (Sectas), sino de nosotros que anhelamos ser miembros de su Iglesia Gloriosa, que EL, está restaurando, Efesios 5:27. LA IGLESIA VERDADERA DE DIOS, NO PUEDE SER CONTROLADA NI MANIPULADA POR LOS HOMBRES. LA IGLESIA VERDADERA DE JESUCRISTO, ES PRIMERO QUE TODO ESPIRITUAL, COMIENZA DENTRO DE CADA UNO DE NOSOTROS, ESTA VIVA, ES ORGANICA Y ESTA EN MOVIMIENTO CONTINUO. NOSOTROS SOMOS PIEDRAS VIVAS DE SU IGLESIA, El Señor, solo llamara a ser parte de esta compañía de Vencedores, sus verdaderos Testigos, su Glorioso Ejercito, a sus verdaderos consagrados, que están en su diestra poderosa donde El tiene la ley de fuego y las siete estrellas, sus Ángeles Mensajeros, sus Atalayas, sus guerreros, sus testigos, sus verdaderos Vencedores, Dt 33:2-3; Ap 1:16-20.

Dejemos el conocimiento humano a un lado que está lleno de soberbia y que tanto daño ha hecho a la Iglesia, busquemos con la ayuda del Espíritu, la Santidad. “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie vera al Señor.” He 12:14. Y en la santidad encontraremos la Revelación. 1 de Juan 2:27. Pero tenemos que permanecer en El. Con mucha humildad y en oración continua, entramos a escudriñar, meditar y contemplar Apocalipsis 6:2. El jinete del Caballo Blanco, que para nosotros sin duda alguna es el último de los Anticristos, la Bestia. Primero que todo tenemos que entender con la claridad del Espíritu que es Jesús el Cristo, el Cordero de Dios, quien está abriendo los sellos, en el Trono siempre eterno, asistido por los cuatro seres vivientes, sus Vencedores, que hablan como con voz de trueno. Diciendo: Ven y mira. Y Juan miro y vio un Caballo Blanco, y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. El color blanco siempre ha sido el símbolo de la Paz. El hombre de pecado, el hijo de perdición, el inicuo, 2 Ts 2:3; disfrazado de cordero llegara a la fama mundial, al firmar el pacto de paz por 7 años entre los Judíos y los Árabes. Este individuo será el Anticristo. El arco representa al cazador y la naturaleza del cazador es su astucia para lograr atrapar su presa, disfrazado, mimetizado con su entorno. Para prosperar tiene que ser sagaz, rápido y muy astuto y tiene que ser un maestro en el engaño. El hecho de que en su arco, no tiene flechas es un símbolo, nos muestra, que utilizara la diplomacia dentro de la Democracia, Si el ultimo de los Anticristos surgirá de la Democracia y en los primeros tres años y medio de su actuación estará disfrazado de cordero, se hará pasar por Jesús el Verdadero Mesías y engañara a muchos, (también dentro del pueblo Judío), aun a los escogidos si fuere posible, Mr 13:22-23. Queda claro que es el Cordero, Jesús el Cristo quien está abriendo los sellos en el Trono siempre eterno, Y por eso no puede estar en la tierra montado en un caballo blanco, EL está aquí en la tierra, pero por medio del Espíritu Santo, la tercera persona del Dios Trinó, que mora, y vive, dentro de cada uno de nosotros su cuerpo, la verdadera Iglesia de Dios en Jesucristo. Ga: 1-13; Ef: 3:21. Ahora viene la parte delicada que es donde se han confundido la mayoría de los Teólogos y Eruditos, ya lo dijimos al principio, pero es hora de martillar el Yunque con la fuerza del Espíritu. “Y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” Esto ha desorientado a los Eruditos y Teólogos, Dios en su Plan Divino e inmutable le dio permiso al Anticristo de reinar, gobernar y vencer a los Santos, Ap 13:7, por un corto periodo de tiempo de siete años. Su poder será tan grande que hará guerra contra la Novia, sus vencedores, y combatirá a los dos Profetas del Apocalipsis 11; Apocalipsis 7:1-17; los vencerá y los matara. Este es el tiempo que Dios le permitirá a la Bestia, el Anticristo, reinar sobre todos los Reinos de la tierra Apocalipsis 13:5-8; Ese jinete del Apocalipsis 6:2, será poderoso y si duda alguna alcanzara una posición real cosa que deducimos de las palabras “y le fue dada una corona”. Muchos Teólogos y Eruditos ven en este jinete incluso a Cristo mismo, basándose en Apocalipsis 19:11, donde efectivamente Cristo es mostrado montando un caballo blanco, y el que lo monta se llama Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. SIN DUDA ALGUNA, EL JINETE DEL CABALLO BLANCO DEL APOCALIPSIS 6:2; ES EL ANTICRISTO. Recordemos también que el Señor aparece siempre “Con la espada de su boca,” y no con el arco, y en el momento de su venida, sobre el caballo blanco, Ap 19:11; el aparecerá ya como Rey, porque es lo que Él ha sido siempre. Por eso el no necesita que alguien en la tierra lo corone como Rey. El es Rey de Reyes y Señor de Señores.


En el tiempo del Señor, cuando Cristo venga, destruirá inmediatamente las fuerzas enemigas y establecerá su Reino. ¡De donde podrían, después de la venida de Jesús el Cristo, aparecer los tres jinetes siguientes? Repetimos para que lo tengamos siempre presente, que en ese momento, cuando Juan miraba al jinete, Cristo estaba en el cielo, en el Trono siempre eterno, desatando los sellos del libro. Claro está que ese jinete no será Cristo, sino el Anticristo. Esto de las interpretaciones humanas es tan tremendo que todavía hay Teólogos que, no se sabe con qué bases declaran y enseñan que este primer sello nos descubre el principio de la era Cristiana, que con gran velocidad se expandió el Evangelio y que el Jinete es Cristo, que es su fundador. Cuando Juan fue arrebatado al trono celestial, se le dijo que el vería aquello que sucederá “después de esto” Ap 4:1. Esto es, después de aquello que a él le fue revelado anteriormente, en los primeros tres capítulos. ¡Por que, entonces, repentinamente y en contraste a las promesas, le estarían, mostrando nuevamente el comienzo de la era cristiana, la que el ya él había visto? Por eso es claro que este jinete, aunque sobre un caballo blanco, no es Cristo, sino alguien que muy bien disfrazado de cordero, usurpará el puesto de Cristo, el verdadero Mesías. El es un Anti-Mesías. El que parecía un diplomático pacifico repentinamente se transforma en un terrible dictador; Daniel 8:23-25. El cuerno pequeño, como lo vio el Profeta Daniel, de un momento a otro creció en gran manera, Daniel 8:8-9.

Que quede claro, este Reinado del Anticristo, será solo por un breve periodo de tiempo. MANIFESTANDO LA LUZ QUE EL SEÑOR NOS HA REVELADO, ESTE JINETE; apocalipsis 6:2; NO SERA CRISTO, SINO EL ANTICRISTO, DISFRAZADO DE MESIAS, (el que todavía espera el pueblo Judío, y que muy pronto se levantara) MONTADO SOBRE UN CABALLO BLANCO, IMITANDO A JESUS. El es presentado así porque tomara el Reino sigilosamente Dn 11:20-24. Su triunfo será diplomático, sin el uso de armas. El aparecerá como el anhelado de todos, el gran pacifista, el Mesías que solucionara y arreglara los problemas del mundo y firmara el pacto de paz por siete años, entre el pueblo judío y los árabes (Palestinos) él será el libertador del caos en el que se encuentra el mundo actualmente. Trabajara muy unido al Vaticano y él se convertirá en el líder del Gobierno Mundial, (El Sacro Imperio Romano Restaurado) El es, el falso Mesías de carne y hueso que todavía espera el pueblo Judío, firmara un falso pacto de paz, por siete años, un periodo muy breve en el que dirán paz y seguridad, pero después vendrá destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparan, 1 de Ts 5:3.

El es el astuto y engañador eterno, el se disfrazara de Cristo. El Anticristo comenzara su Reino pacíficamente. La táctica de Satanás siempre ha sido esa, primero el engaño, y luego por medio de la fuerza. La humanidad le ha dado mucho significado a las apariencias exteriores, las religiones manipuladas por los hombres, con lo que Satanás siempre está conforme, porque él es el gran Titiritero.

De manera que el Anticristo desde hace mucho tiempo trata de gobernar al mundo. Su Espíritu obro en Nabucodonosor, en Ciro, en Alejandro el Grande, en Antíoco Epifanes, en Julio Cesar, en Napoleón, en Hitler, en Stalin, y en la actuación de muchos otros hijos del Demonio. Satanas, lo que no quiere es que se levanten los verdaderos discípulos de Jesús, andando en santidad, por eso nos perseguirán a muerte y entonces surgirán los verdaderos Vencedores y llenos del Espíritu Santo lo desenmascaremos y combatiremos hasta la muerte.
Oremos sin cesar, para que el Señor queme todo lo que queda de nuestro hombre viejo, con todas sus pasiones bajas y levante el hombre nuevo, nuestro hombre interior y así podamos caminar en la santidad del Espíritu. Entonces esa compañía de vencedores, que todos anhelamos, su verdadera Iglesia Gloriosa, llena del Espíritu Santo se levantara con poder, como un solo hombre, manifestando el Hijo Varón, en cada uno de nosotros.

Pidámosle al Señor humildemente que nuestras oraciones lleguen como incienso puro de olor fragante a las copas de los 24 Ancianos y los 4 seres vivientes, alrededor del Trono siempre eterno, unámonos en ese cántico nuevo que entonan sus verdaderos vencedores “Santo, Santo, Santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdote, y reinaremos sobre la tierra. Al que está sentado en el Trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder. Por los siglos de los siglos” Amen.

MARANATHA

Arcturo de Jesús

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí dice que el jinete del caballo blanco no es Jesús, entonces por qué triunfo? si el caballo blanco se refiere a la iglesia primitiva lidera por los 12 apóstoles que fue santa y fue una santa doctrina? Si realmente es un anticristo, por qué haría tales obras de bien?

Anónimo dijo...

UF! No, creo se debe de analizar la parte en que el diablo quiere imitar a Cristo, y este caballo del primer sello trata d imitarlo, vela en esto.

Stelaplateada dijo...

Disculpa hermano pero estas en un error, el Cometa ISON fue caballo blanco, el ALPHA y caballo negro va a ser el OMEGA, a ver si puedes ver esta imagen y te da una idea de que lo te digo, https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/1501797_636075019769542_530250250_n.jpg

Anónimo dijo...

Hola,
Mi pregunta es la siguiente:
¿Puede ser Elías el caballo blanco? ¿Puede ser una teoría valida?
Saludos y espero vuestra respuesta.